La Isla Bonita – La Isla Verde

  La Palma

La Palma –

El continente en miniatura con las innumerables y más increíbles atracciones turísticas y curiosidades – simplemente divino

La Palma, probablemente la isla más bella, diversa e increíble del archipiélago canario, ofrece temperaturas primaverales durante todo el año y un clima agradable y saludable. La Palma cuenta con dos destacados parques naturales, el «Parque Natural Cumbre Viaja» en la parte sur y el «Parque Natural Las Nieves» en la parte norte de la isla y por supuesto el conocido Parque Nacional «Caldera de Taburiente» y fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2002. Además, desde 1988 existe una ley contra la contaminación lumínica «La Ley del Cielo». Esta ley contiene regulaciones sobre iluminación exterior pública, privada y comercial para no interferir con los trabajos astronómicos del observatorio más grande de Europa en el Roque de los Muchachos. En 2012, La Palma también fue certificada como «Reserva Starlight de la UNESCO».

A salvo del ruidoso y agitado turismo de masas, aquí podrás disfrutar con tranquilidad de innumerables vistas increíbles de todo tipo: paisajes espectaculares e impresionantes en las diferentes zonas climáticas y de vegetación, desde la costa del mar hasta las nubes, enormes cadenas montañosas, extraños cráteres y paisajes volcánicos, densos bosques con cascadas de cuento de hadas, pueblos idílicos, pueblos encantadores, mundos submarinos de ensueño, grandes playas y piscinas naturales, noches estrelladas, increíbles especies de plantas, comida exquisita y vinos de primera calidad. Un verdadero paraíso para todos los amantes de la naturaleza, excursionistas, ciclistas, buceadores, botánicos, astrónomos y amantes de la gastronomía…. Por cierto: Aquí en La Palma encontrarás los mejores plátanos del mundo: «El Plátano Palmero». Una vez probados, ya no quieres saber nada más de los plátanos comparativamente insípidos del extranjero que suelen ofrecer los supermercados.

 

Un atractivo especial tras otro en los cuatro puntos cardinales:

El oeste y el suroeste

El oeste bañado por el sol probablemente esté dotado con el mejor clima de la isla. Es posible que aquí conozcan el mal tiempo solo por la televisión. Pero si algún día llueve, la gente suele estar más contenta por ello que molesta. A partir de aquí comienzan innumerables rutas de senderismo fantásticas en todas las direcciones. El centro de visitantes «Parque Nacional La Caldera» más arriba de El Paso es una especie de puerta de entrada a la fabulosa naturaleza de la «Caldera de Taburiente». Pero también puedes ir por la parte trasera de la isla, por la «Cumbre Vieja» hacia el sur por la espectacular ruta de los volcanes para ver, entre muchas otras cosas, el último y hasta ahora más devastador volcán de La Palma a corta distancia o para contemplar el increíblemente hermoso valle de Aridán desde arriba. El último y verdaderamente más brutal volcán, que aún no tiene nombre, entró en erupción el 19 de septiembre de 2021. Hizo estragos durante 85 días y destruyó más de 2000 casas y edificios. Pueblos enteros, iglesias, escuelas y hectáreas de tierras agrícolas fueron enterrados para siempre bajo los despiadados flujos de lava. El volcán trajo un gran sufrimiento a la isla y seguramente tendrá que pasar algún tiempo hasta que se completen todos los trabajos de limpieza y reparación.

La cascada de nubes también es espectacular y se puede observar regularmente. Se trata de un verdadero espectáculo natural en el que los vientos alisios que actúan desde el noreste empujan masas de nubes desde el este más húmedo hacia el oeste seco: una vez aquí, las nubes primero caen en las profundidades y luego se disuelven inmediatamente en la nada.

El oeste de la isla también es una garantía segura para fantásticos días de playa. Las playas limpias de Puerto de Tazacorte, Puerto Naos o Charco Verde ofrecen puestas de sol inolvidables después de un día perfecto en la playa, posiblemente incluso durante una cena tranquila en uno de los numerosos y excelentes restaurantes que se encuentran por aquí. Desde el elegante puerto deportivo de Tazacorte parten estupendas excursiones en barco para observar delfines y ballenas. Desde el barco no solo podrás ver los populares mamíferos marinos, sino también la fabulosa costa escarpada con sus empinadas laderas, cuevas, el pueblecito escondido «Porís de Candelaria» frente a Tijarafe o el pedazo de tierra más joven del mundo creado por el volcán: el nuevo promontorio La Fajana Nueva. Además, hay un alquiler de barcos para todos aquellos que quieran zarpar por su cuenta. No te pierdas la visita a la acogedora y durmiente localidad de Tazacorte Pueblo (más arriba del puerto), rodeada plantaciones de plátanos verdes y frondosas, a la hermosa ciudad de Los Llanos, con su precioso casco antiguo y sus acogedoras plazas, numerosas tiendas y restaurantes de todo tipo, y a la pequeña localidad de El Paso.

El este y el noreste

El este de La Palma, más verde y húmedo, tiene una vegetación completamente diferente. Aquí, los exuberantes bosques caducifolios y los centenares de especies vegetales, algunas de ellas endémicas, caracterizan el aspecto de la isla. Por ejemplo, en el noreste de La Palma, el «Bosque mágico» del «Bosque de los Tilos» con bosques de laurisilva de cuento de hadas, refrescantes cascadas y helechos gigantes se presenta como de tiempos prehistóricos y te transporta con su «magia» a otros tiempos. La multitud de pequeños e idílicos pueblos como San Andrés, cerca del cual se encuentra la magnífica piscina natural «Charco Azul», caracterizan el panorama general.

Naturalmente, la visita a la indescriptiblemente hermosa y diversa capital de la isla, Santa Cruz de La Palma, que fue fundada en 1493, es obligatoria. El casco antiguo ha sido declarado monumento histórico-artístico, lo que en realidad no es nada sorprendente, pues las numerosas casas increíblemente hermosas de la época colonial, las calles adoquinadas, las bellísimas iglesias históricas, las fortalezas antiguas y mucho más, no dan lugar a otra cosa. Para ir de compras, lo mejor es pasear por la zona de compras, por la «Calle O ́Daly», bordeada de casas señoriales de estilo colonial en cuyas plantas bajas se encuentran las innumerables pequeñas tiendas de todo tipo, bares y restaurantes. En la «Avenida Marítima», la calle principal de Santa Cruz, se encuentran las famosas «Casas de los Balcones», unas hermosas casas con sus balcones de madera decorados con plantas, que, como la mayoría de las atracciones de la isla, tienen asegurado su lugar en el álbum de fotos. Si has cruzado el paso de cebra desde aquí con dos o tres pasos, ya estás en la fantástica playa de la ciudad de Santa Cruz que cuenta con una longitud de unos 1,2 kilómetros. Una playa estupenda, que los kitesurfistas, entre otros, saben apreciar. Por supuesto, Santa Cruz también tiene un elegante puerto deportivo y para los grandes cruceros que llegan semanalmente o para el tráfico diario de ferry entre las islas, están los grandes embarcaderos. En época de carnaval, Santa Cruz acoge el mítico «Día de los Indianos», un espectáculo increíble con miles de visitantes.

Aquí en el este se encuentra también el pueblo de Los Cancajos, un lugar muy turístico con playas hermosas, hoteles grandes, etc. Además, descubrirás zonas y pueblos preciosos en los municipios de Breña Alta y Villa de Mazo.          

El norte y el noroeste

También deberías tomarte suficiente tiempo para el norte de la Isla Bonita, más remoto y menos poblado. Aquí encontrarás paisajes salvajes y románticos, así como muchas pequeñas aldeas idílicas con fincas antiguas y hermosas. Exuberantes laderas verdes de montañas, formaciones rocosas escarpadas, gargantas densamente pobladas y frondosos bosques de laurisilva. Los extraños y míticos dragos, que están estrictamente protegidos, son particularmente frecuentes en esta zona.

No te deberías perder los pueblos como Santo Domingo de Garafía con sus callejuelas bordeadas de hermosas casas tradicionales, el pueblo de Franceses con sus gigantescos acantilados, el Parque Cultural La Zarza con sus yacimientos de grabados rupestres de las Benahoaritas, los aborígenes palmerianos etc. etc. etc.  

Al punto culminante de la isla, el «Roque de los Muchachos» con sus 2426 metros de altitud, se llega por una carretera rural muy sinuosa. En el camino a la cumbre, te dan ganas de detenerte cada pocos metros para tomar fotos porque no te cansas de todas las impresiones tan increíbles. Poco antes de la cumbre, serás recibido por las cúpulas del observatorio más importante y grande de Europa, el «Observatorio del Roque de los Muchachos». Aquí, los astrónomos y astrofísicos de todas partes de Europa trabajan juntos y exploran galaxias distantes.  Después de dejar atrás el observatorio, finalmente llegas a la cumbre … y te quedarás sin palabras. Un momento que no olvidarás tan pronto. Desde aquí, sobre las nubes, podrás mirar hacia la lejanía, hacia el enorme y poderoso Océano Atlántico y hasta Tenerife, y podrás comprender el enorme tamaño de la Caldera. Resulta realmente difícil describir la diversidad de este paisaje de ensueño en su totalidad; simplemente hay que verlo y experimentarlo por uno mismo.

El sur y el sureste

El sur, como realmente todo en La Palma, ofrece un escenario grandioso y espectacular, aunque de una naturaleza completamente diferente. Aquí en el sur, el paisaje se caracteriza por la roca de lava negra. El segundo volcán más joven de la isla, el Teneguía, hizo estragos en 1971 y dejó su huella, aunque ni de lejos tan grave como el último volcán de septiembre de 2021. Más arriba, sobre el pueblo de Los Canarios en Fuencaliente, se extiende un hermoso bosque de pinos verdes, que proporciona un bonito contraste. Este contraste, entre el negro profundo y el verde exuberante, también lo crean los enormes viñedos que se encuentran más abajo de Los Canarios. Varios viticultores cuidan con amor sus viñas, que pueden experimentar un verdadero «bienestar» aquí en los suelos volcánicos y convertirse así en vinos superiores y muy populares: los conocidos y nobles vinos de Teneguía.

En el sur, también encontrarás varias playas fantásticas. «La Playa Zamora» es una playa muy conocida y realmente magnífica con aguas cristalinas y un paisaje fantástico, «La Playa Puntalarga» también merece una visita y la playa «La Playa Echentive», también llamada «Playa Nueva», se encuentra cerca del famoso manantial sagrado, «La Fuente Santa» con agua termal «curativa», un manantial que fue enterrado en 1677 por la erupción volcánica y fue redescubierto 323 años más tarde, en el año 2000.          

En la parte inferior del extremo sur se encuentran las salinas de Fuencaliente, otro atractivo realmente digno de ver de la isla. Maravillosamente situado en la costa escarpada, hay un estupendo restaurante y un museo de la sal adosado a las salinas. Aquí también puedes comprar la sal palmeriana extraída del mar como recuerdo sabroso: cuando cocines en casa, te acordarás con nostalgia de nuestra hermosa isla de La Palma. Justo al lado de las salinas encontrarás dos faros muy bonitos frente a una hermosa bahía muy idílica con una pequeña playa.

Por cierto, los buceadores encuentran aquí en el sur los sitios de buceo más espectaculares. 

En el lado sureste también podrás ver algunas playas y pueblos pequeños, pero son de acceso más difícil.

¿Algunas PREGUNTAs?

Esperamos su consulta

+34 822 24 14 14

(fijo)

+34 621 19 27 47

(Solo WhatsApp)

Consultar la disponibilidad para:

Privacidad

7 + 4 =